En un restaurante brasería en Vilafranca del Penedès podrás disfrutar de algunos vinos maravillosos, como los que se obtienen en la región del Penedés. Allí se producen principalmente vinos blancos ligeros y un cava de calidad insuperable. Los terrenos arcillosos o arenosos y la riqueza en fósforo y potasio brindan a los caldos de estas tierras su toque especial.

Si visitas un restaurante brasería en Vilafranca del Penedès puede que te interese saber cuáles son las mejores añadas. Con uvas como monastrell, cariñena, macabeo, xarel·lo y samsó, y en una amplia variedad de bodegas, se han producido vinos excepcionales. Las añadas calificadas como excelentes fueron las de 1985 y 1998. Como muy buenas, están las de los años 2000, 2003, 2005 y 2006.

Puede que te interesen también los vinos de aguja, que son frescos y jóvenes, constituyendo otro regalo del Penedés. Se trata de vinos que deben consumirse el mismo año en que se producen. Su característica es que conservan una parte del anhídrido carbónico que forma burbujas al descorchar la botella, pero sin llegar a ser espuma. Por ello no son vinos espumantes ni cavas. Para disfrutar mejor de sus cualidades frutales, deberás tomarlos a unos 8 grados centígrados.

El Consejo Regulador de la D. O. Penedés vela celosamente para que la calidad de los vinos producidos en esta región sea la adecuada. Para ello, los reglamentos establecen la calidad de la uva, evalúan el rendimiento de los viñedos, determinan el grado alcohólico que debe tener cada tipo de vino así como el tiempo de crianza y envejecimiento. Todas estas y muchas más son las exigencias que deben cumplir las bodegas para merecer el nombre de vinos del Penedés.

En Can Pepitu's te ofrecemos los mejores vinos para el maridaje perfecto con los platos que escojas. Mantener siempre una alta calidad en la comida y la bebida es nuestra misión.